ACTUALIZACIONES GRATIS

sábado, noviembre 19, 2016

Cuando la terapia y el coaching TDAH trabajan juntos para ayudar a jóvenes y adultos con déficit de atención-hiperactividad

SUSCRÍBETE

La terapia cognitivo conductual y el coaching para jóvenes y adultos TDAH
Articulo de atencion.org

La psicoterapia es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta (es decir, una persona entrenada para evaluar y generar cambios) y una persona que acude a consultarlo («paciente» o «cliente») que se da con el propósito de una mejora en la calidad de vida en este último, a través de un cambio en su conducta, actitudes, pensamientos o afectos.
Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) y es la más recomendada para ayudar a adultos con TDAH. La terapia cognitivo-conductual es un tratamiento psicológico centrado en los pensamientos y comportamientos que se producen en la actualidad.
Se han desarrollado programas de TCC específicos para adultos con TDAH. Algunos de estos programas tratan de ayudar a los adultos a superar sus problemas con las funciones ejecutivas cotidianas: gestionar su tiempo, organizarse y planificar de una manera eficaz a corto y a largo plazo. Otros se centran en la auto-regulación emocional, el control de la impulsividad,  el manejo del estrés,  la ansiedad y los trastornos depresivos comórbidos.
El TDAH coaching es una campo emergente que puede servir como  complemento a  la terapia  o puede ser una intervención efectiva por sí misma. Aunque diferente de la psicoterapias de orientación psicodinámicas ,  es  similar en  algunos aspectos a la terapia cognitivo conductual , por no hablar de su creciente popularidad.
El Coaching TDAH para jóvenes y adultos se basa en un modelo no médico, y las intervenciones están dirigidas a apoyar a  las personas fundamentalmente sanas  en sus esfuerzos por alcanzar objetivos específicos, mediante tareas concretas (Ratey, 2002).
Más específicamente el coaching TDAH en jóvenes y adultos se centra en las áreas de la vida en la que los síntomas del TDAH de los individuos y la disfunción ejecutiva interfieren con el óptimo funcionamiento social, académico y profesional (Swartz, Prevatt, y Proctor, 2005).
El coaching es diferente de la psicoterapia tradicional en la medida de coaching se centra principalmente en ayudar a las personas sin patología clínica severa, a lograr objetivos específicos a través de contratos de acción (es decir, organizar y completar  proyectos).
El coaching TDAH no hace hincapié en la evaluación integral, el diagnóstico o el desarrollo, social y emocional, o problemas médicos que puedan afectar el bienestar de la persona. Sin embargo un psicólogo clínico o un psiquiatra puede utilizar perfectamente el coaching como herramienta en sus intervenciónes.
Por otra parte, el coaching no incluye explícitamente intervenciones de modificación cognitivas, aunque el aumento de la auto-conciencia sobre los efectos de las propias actitudes sobre la realización de tareas y el papel de las creencias limitantes, podría considerarse un componente cognitivo del coaching TDAH  (Swartz et al., 2005).
Los entrenadores proporcionan recordatorios y retroalimentación oportuna a las personas, a menudo por teléfono o correo electrónico, además de las reuniones cara a cara, y la rendición de cuentas periódica es útil para muchos adultos con TDAH.
¿En qué se diferencia  la terapia,  del Coaching TDAH Adultos?.
 Una distinción que es hecha a menudo es que el coaching aborda el presente y el futuro, mientras que la terapia se centra en el pasado, pero esto parece aplicar sobre todo a la terapia psicoanalítica. Otros dicen que el coaching se centra en los puntos fuertes, mientras que la terapia se centra en patologías diagnosticables, pero la psicología positiva no estaría de acuerdo con esto.
En ambas, los terapeutas y entrenadores  establecen una relación con un cliente. La confidencialidad es un fundamento básico de ambas relaciones. Ambas relaciones requieren un cliente dispuesto a cambiar y tomar un esfuerzo activo en el tratamiento. Ambos tratan de sentimientos y creencias, pero en niveles muy diferentes.
Una  distinción simple es decir que el coaching consiste en ayudar a las personas a gestionar más eficazmente las cuestiones prácticas con la que los adultos con TDAH siempre luchan , como la gestión del tiempo, de las finanzas,  ordenar la casa/oficina, prioridades, etc. y la terapia ayuda con  la ansiedad , la depresión, el consumo de sustancias etc,  frecuentemente comórbidos. Sin embargo es indiscutible un solapamiento.
Sin embargo, el coaching no pretende ser un sustituto de la psicoterapia, ni es probable que se beneficien las personas que lidian con problemas psiquiátricos graves.
El coaching es un modelo destinado a mejorar el funcionamiento diario y el bienestar de las personas sin deterioro psicológico significativo.
Por lo general con los modelos tradicionales de terapia que no abordan cuestiones prácticas donde los adultos con TDAH necesitan ayuda.
Ari Tuckman ha escrito acerca de un modelo de tratamiento de cuatro partes para los adultos con TDAH que incluye la educación, la medicación, el coaching y la terapia (Integrative Treatment for Adult ADHD: A Practical, Easy-to-Use Guide for Clinicians, 2007)).
Porque el TDAH es fundamentalmente un trastorno del procesamiento de la información y la autorregulación, los adultos TDAH necesitan estrategias prácticas para ayudar a gestionar las responsabilidades y la terapia para hacer frente a las consecuencias de una vida de lucha y retrocesos.
En un modelo integrador, se puede utilizar terapia y coaching al mismo tiempo. Cuando se trabaja con una persona en llegar al trabajo a tiempo, por ejemplo, es posible descubrir que el problema está relacionado con asuntos prácticos, como llegar a la cama demasiado tarde y distraerse por tener la televisión encendida cuando se está preparando a dormir. Pero también es posible que la persona se sienta atrapado en un trabajo que percibe inútil y evita el dolor temporalmente llegando tarde, a pesar de que esto contribuye a aumentar sus problemas a largo plazo. Es decir, en este caso,  el coaching te ayuda a identificar y realizar metas, y la terapia a identificar las agendas ocultas,  que se gatillan cuando actúas en contra de tu propio interés.

Jorge Orrego Bravo, psicólogo-coach TDAH. info@atencion.org

Ratey, N. (2002). Life coaching for adult ADHD.
Swartz, S. L., Prevatt, F., & Proctor, B. E. (2005). A coaching intervention for college students with attention deficit/hyperactivity disorder. Psychology in the Schools, 42(6), 647-656.
Allsopp, D. H., Minskoff, E. H., & Bolt, L. (2005). Individualized CourseSpecific Strategy Instruction for College Students with Learning Disabilities and ADHD: Lessons Learned From a Model Demonstration Project. Learning Disabilities Research & Practice, 20(2), 103-118.
Goldstein, S. E. (2005). Editorial: Coaching as a treatment for ADHD.
Kubik, J. A. (2010). Efficacy of ADHD coaching for adults with ADHD.Journal of attention disorders, 13(5), 442-453.



SUSCRÍBETE

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS