ACTUALIZACIONES GRATIS

jueves, septiembre 06, 2007


Estudios del cerebro demuestran que el TDAH es una enfermedad real

Según los expertos, la afección parece estar relacionada con la función de la dopamina

Por Steven Reinberg
Reportera de Healthday

(FUENTES: Philip Shaw, M.D., Ph.D., researcher, Child Psychiatry Branch, U.S. National Institute of Mental Health, Bethesda, Md.; Nora D. Volkow, M.D., director, U.S. National Institute on Drug Abuse, Bethesda, Md.; Jon A. Shaw, M.D., professor and director, child and adolescent psychiatry, University of Miami Miller School of Medicine; August 2007, Archives of General Psychiatry)

LUNES 6 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una enfermedad real relacionada con cambios en la producción de la sustancia química cerebral conocida como dopamina, según sugieren dos informes recientes.

En el primer informe, los investigadores encontraron que una variante de un gen receptor de la dopamina podría ayudar a causar la afección conductual, pero también a mejorar su resultado a largo plazo.

"Si se tiene una cierta variante de este gen, se tiene un riesgo mucho mayor de desarrollar TDAH", afirmó el líder de la investigación, el Dr. Phillip Shaw, investigador de la Rama de psiquiatría infantil del U.S. National Institute of Mental Health. Sin embargo, "lo que nos sorprendió es que tener esa variante también se relacionaba con mejores resultado con el TDAH", apuntó.

"Los niños que tenían el gen correcto tendían a mejorar", afirmó Shaw. "También tendían a ser un poco más inteligentes".

Shaw dijo que no todos los niños que tienen TDAH tienen también esa variante genética particular. "Entre una cuarta y una quinta parte de esos niños tiene esa variante genética", señaló. "Eso es más alto que la población general, donde entre una quinta y una sexta parte la tiene".

En otro estudio, científicos encontraron que al contrario de lo que se cree comúnmente el TDAH está relacionado una menor producción de dopamina.

Ambos informes aparecen en la edición de agosto de Archives of General Psychiatry.

En el primer estudio genético, el equipo de Shaw comparó a 105 niños que tenían TDAH con 103 niños sanos. La edad promedio de los jovencitos era de unos 10 años.

Los investigadores evaluaron a los niños con escanografías por IRM del cerebro, además de su ADN. Además, 67 de los niños que tenían TDAH fueron evaluados seis años después.

El equipo de Shaw encontró que una variante del gen receptor de la dopamina D4 (DRD4) se relacionaba con el TDAH. Esa forma del gen está relacionada con tejido más delgado en las áreas del cerebro que controlan la atención.

Entre los niños que tenían TDAH observados durante seis años, los que tenían esta variedad del gen tenían mejores resultados y recuperaron un grosor saludable del tejido en el área afectada del cerebro. Eso podría explicar la historia natural del TDAH de mejora con la edad, anotaron los investigadores.

Las investigaciones posteriores podrían ayudar a desarrollar tratamientos que ayudarán a los niños a recuperarse del TDAH más rápidamente, dijo Shaw.

Un experto dijo que el estudio podría ser un hito en la comprensión del TDAH.

"Se trata de un estudio muy importante porque complementa la creciente evidencia de que el TDAH es una enfermedad hereditaria que tienen bases neurobiológicas genéticamente determinadas y añade más evidencia de que es un trastorno mental válido, que con frecuencia requiere intervenciones neurobiológicas [como] tratamiento farmacológico", afirmó el Dr. Jon A. Shaw, profesor y director de psiquiatría infantil y adolescente de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami.

En otro estudio, este liderado por la Dra. Nora D. Volkow, directora del U.S. National Institute on Drug Abuse, sugiere que el medicamento ritalina para el TDAH funciona al aumentar la producción cerebral de dopamina.

Este hallazgo implica que una producción reducida de dopamina tiene que ver con el TDAH y que podría ayudar a explicar por qué tantas personas que tienen la afección también abusan de las drogas.

"Los individuos que tienen TDAH tienen una función disminuida del sistema de dopamina del cerebro", aseveró Volkow. "Claramente, el TDAH está relacionado con una disfunción bioquímica", añadió.

El hallazgo es importante porque desmiente el mito de que el TDAH no es una enfermedad real sino que fue creado "para vender medicamentos", apuntó Volkow. En cambio, "este hallazgo explica por qué los medicamentos estimulantes como la ritalina resultan beneficiosos, porque aumentan la función de la dopamina en el cerebro", señaló.

En el estudio, el equipo de Volkow realizó escanografías de 19 adultos que tenían TDAH y nunca habían recibido ritalina, además de 24 individuos sanos. Las escanografías se hicieron después de que los participantes recibieron inyecciones de ritalina o un placebo.

El equipo encontró que las personas que tenían TDAH liberaban menos dopamina a la sangre que los que no padecían la enfermedad. Sin embargo, la ritalina logró una menor disminución que la usual en la dopamina en esos individuos. Esta reducción en la dopamina está relacionada con síntomas típicos de falta de atención, encontraron los investigadores.

Volkow anotó que las drogas como la nicotina, la cocaína y la metanfetamina también mejoran la función cerebral de la dopamina.

"Este podría ser el motivo por el que los individuos que tienen TDAH están en mucho mayor riesgo de abusar sustancias que la población general, porque estas drogas aumentan la función cerebral de la dopamina y se 'sienten mejor'", especuló Volkow.

http://healthfinder.gov

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS