ACTUALIZACIONES GRATIS

miércoles, septiembre 28, 2011

Psicoterapia por Internet



Resumen

Palabras clave: Internet, ordenador, terapia cognitivo – conductual, ansiedad.

Docenas de ensayos clínicos aleatorios y controlados han demostrado que la terapia cognitivo – conductual (TCC) mejora los síntomas de los trastornos de ansiedad.

A pesar del cuerpo de investigación que avala la terapia cognitivo –conductual (TCC) múltiples factores todavía limitan el acceso de la población a psicoterapias eficaces. Muchos individuos evitan o tardan en buscar el tratamiento por el carácter de sus enfermedades psicológicas que les limita viajar fuera de casa (e.j., agarofobia) o por limitaciones móviles y geográficas.

Además, los clínicos entrenados para brindar tratamientos eficaces pueden ser escasos; este problema está seguramente exacerbado en las zonas rurales con pobre acceso a recursos sanitarios. Entre los terapeutas que practican TCC, el entrenamiento y formación varían ampliamente.

En el caso de que estén disponibles tratamientos de alta calidad, el miedo al estigma “enfermedad mental” puede influir en la decisión del individuo a pedir ayuda. A pesar de las campañas y los esfuerzos educativos, el estigma continúa afectando a poblaciones jóvenes y el problema puede empeorar en algunos grupos étnicos minoritarios., y grupos de profesiones especiales como personal sanitario y otros. Por eso, son necesarios esfuerzos adicionales para continuar reduciendo los obstáculos al tratamiento psicoterapéutico.

La terapia cognitivo-conductual por internet ha sido propuesta como herramienta para reducir al mínimo varios de estos obstáculos, mientras están aportando la oportunidad de lanzar tratamientos estándar y apoyados empíricamente.

Por ejemplo, el enfoque basado en ordenador se puede utilizar para facilitar la comunicación entre los pacientes y los terapeutas. Algunos métodos buscan simplificar y ‘extender’ los beneficios de la terapia tradicional cara a cara entre las sesiones, con el uso de e-mail u otra comunicación basada en Internet.

Alternativamente, las nuevas tecnologías se pueden utilizar como el dispositivo de comunicación principal para apoyar la terapia a través de las distancias geográficas (e.j., telemedicina, teleconferencia; Modal et al., 2006).

También se pude utilizar la tecnología para automatizar y manualizar aspectos del tratamiento. Por ejemplo, se puede desarrollar software para entrenar a los pacientes en habilidades conductuales y de restructuración cognitiva (Litz, Engel. Bryant, & Papa, 2007).

La utilización del PC posibilita el diagnóstico psicológico computerizado, un análisis rápido y una gran variedad de tests disponibles.

Un ordenador personal estándar puede ser utilizado como herramienta en un aspecto específico del tratamiento, o durante un programa psicoterapéutico completo.

Como los avances tecnológicos continúan a ritmo sin precedentes, es posible el uso del software altamente interactivo que utilice audio, video, animación, y gráficas avanzadas.

La lógica computacional se puede utilizar para conducir la terapia según las respuestas que se van obteniendo durante el proceso, y a través de diagramas de flujo y árboles de decisiones modelar tratamientos basados en las necesidades del paciente. (Carter et al. 2005).

Los distintos programas específicos basados en internet difieren en su grado de interactividad, que va desde los enfoques basados en texto, hasta las experiencias multimedia que amplían lo que es posible a través de los manuales de auto ayuda adaptados a internet.

Software y equipos especializados también han sido explorados como posibles herramientas para facilitar la psicoterapia. La realidad virtual sumerge al participante a un mundo generado por ordenador.

El seguimiento de movimiento, feedback táctil, estimulación olfativa, y nuevos dispositivos de navegación ayudan a transmitir entornos virtuales tridimensionales de manera creíble. Un conjunto creciente de la literatura está explorando el uso de la realidad virtual para facilitar una variedad de objetivos terapéuticos. (e.g.. exposure; Difede el al., 2007).

El interés está también creciendo en el uso de otras tecnologías para objetivos terapéuticos, incluyendo teléfonos móviles, dispositivos de video de bolsillo, agendas electrónicas, Internet, Chat, blogs, y etc……. La aerolínea Virgin Atlantic Airways lanzó una aplicación basada en el curso Flying Without Fear para el iPhone (Volar sin miedo), que ayuda a enfrentar el miedo a volar.

Diferentes tecnologías, según su carácter, implican niveles variables de la participación del terapeuta.

Algunas terapias cognitivo-conductuales por internet están planteados como soluciones de ‘autoayuda’ mientras otras asumen contacto regular cara a cara con el clínico, el cual utiliza la herramienta tecnológica para lograr algunos de los objetivos de la terapia.

El tratamiento cognitivo-conductual por Internet puede mejorar el acceso a individuos que requieren servicio psicológico, pero de los cuales las opciones de transporte están limitadas gracias a los síntomas de ansiedad, u otros problemas de salud mental, discapacidades físicas, u otras complicaciones médicas.

La terapia cognitivo-conductual por Internet también tiene potencial para mejorar el acceso al tratamiento en áreas rurales, y puede brindar la oportunidad de lograr curar individuos con dificultades psicológicas, los que de otra manera, evitarían el tratamiento por su miedo o estigma.

Además, las primeras pruebas han sugerido que la terapia cognitivo-conductual por internet puede ser efectiva y económica. (McCrone et al., 2004).

Psicoterapia asistida por ordenador en España.

Destaca lo poco desarrollada que se encuentra la psicoterapia asistida por ordenador tanto en el área pública como en la privada, en España e Hispanoamérica.

En cuanto a la sanidad pública, la utilización de programas de psicoterapia asistida por ordenador con resultados contrastados, podría suponer una forma de proporcionar acceso a la salud mental a la mayoría de la población y con un coste considerablemente reducido.

En la Universidad Autónoma de Barcelona, Orrego y colaboradores, traducirán y validarán en población española, los programas de psicoterapia cognitivo conductual de Livanda SA, una empresa sueca pionera en el área.

Trastornos de ansiedad

Los múltiples estudios de orientación cognitivo conductual sobre el tratamiento de los problemas relacionados con el pánico y la ansiedad (fobias simples, fobia social, agorafobia, crisis de angustia) han dado lugar a protocolos de intervención eficaces y muy estructurados.

Las intervenciones bien pautadas son las más proclives a su adaptación a un programa de ordenador y así los programas más numerosos son los aplicados a trastornos fóbicos y de pánico.

Merece un lugar destacado en este apartado el programa para el tratamiento de fobias y trastornos por pánico Fear Fighter; el National Institute for Health and Clinical Excellence británico, recomienda su uso en el sistema de salud público.

Los fundamentos de Fear Fighter son los del tratamiento cognitivo conductual para fobias y pánico: la exposición.

Suecia es uno de los líderes mundiales en la investigación de resultados, con psicoterapia por internet.

En 2006 y 2007, un proyecto piloto para el tratamiento en forma de programas de auto-ayuda en Internet fue realizado en los servicios públicos de salud del municipio de Norrbotten, en Suecia. De los que completaron su programa una clara mayoría experimentó una notable mejoría durante el tratamiento. El director del proyecto recomendó que los profesionales de atención primaria en el municipio de Norrbotten en Suecia, estén capacitados para utilizar los programas como herramienta propia en la relación terapéutica.

Los programas de autoayuda utilizados en el proyecto fueron desarrollados por la empresa Livanda, que está dirigida por el psicólogo sueco Lars Ström que fue el primero en el mundo en realizar y publicar investigaciones sobre las aplicaciones de Internet basado en la TCC para los trastornos psicológicos.

Los programas consisten en una serie de secciones o módulos que se ejecutarán en un cierto orden, de preferencia con una tasa de alrededor de un nuevo episodio a la semana.

La depresión es un programa de seis secciones y programas para la ansiedad, el estrés y el insomnio, son de ocho secciones cada uno.

Una sección típica está estructurado de manera que la persona primero lea un texto informativo sobre un área de problemas específicos (tales como patrones de pensamiento negativo o comportamientos de respuesta al estrés), a continuación, un mapa de cómo se trabaja en esa área, y que de esta seleccione algo que desee practicar para cambiar.

Luego viene lo más importante, para capacitar sistemáticamente a aplicar en la práctica el cambio en su vida cotidiana. Paralelamente a las diferentes secciones se entrenan técnicas de relajación también con el apoyo de un CD que te mandan a casa por correo cuando se inscribe en el programa.

Los programas incluyen la auto-evaluación en forma de cuestionarios diarios relacionados con las áreas en que se tienen problemas. El resultado de la auto-estimación se muestra como una serie de gráficos donde se muestra la forma en que se reducen los síntomas que se están trabajando.

En un foro es posible ver las preguntas que en un foro han realizado otros usuarios del programa de forma anónima, y hacer las propias preguntas.

La terapia basada en Internet y ordenador por lo general implica una interacción entre el consumidor y el terapeuta a través de Internet e incorpora el uso de un programa para realizar un tratamiento estructurado basado en un sitio web, para que los consumidores tengan acceso junto con la asistencia de un terapeuta (generalmente a través de correo electrónico).

Los estudios muestran que la terapia cognitivo-conductual por internet para los trastornos de ansiedad, ha sido superior respecto a la asignación a una lista de espera y controles placebo. Los efectos de la terapia cognitivo-conductual basada en internet han sido también similares a los tratamientos entregados por terapeutas.

El desorden psicológico que se ha tratado de forma más efectiva a través de Internet es uno de los problemas psicológicos más comunes: el trastorno de pánico.

La terapia cognitivo-conductual informatizada destinada al tratamiento de la ansiedad y el estrés, emerge como un innovador enfoque que, a bajo coste y basado en la evidencia científica, puede reducir las barreras de acceso a ayuda psicológica. Más ensayos son necesarios para confirmar y ampliar estos resultados.

Aproximadamente el 51% de los hogares españoles está conectado a la Red y la lengua española, que actualmente cuenta con 438,5 millones de hispanohablantes ya ocupa el tercer lugar en dotación de infraestructuras de conexión a Internet, después del inglés y el francés; por consiguiente, los programas de E-terapia ofrecen una oportunidad única de ofrecer un tratamiento mental sanitario basado en evidencias a amplios segmentos de la población con déficit de servicios, sin necesidad de que el terapeuta se implique de forma intensiva.

por AP

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS