ACTUALIZACIONES GRATIS

domingo, julio 08, 2018

Crea un calendario familiar

SUSCRÍBETE


Un calendario mensual, elaborado en familia, puede ser un medio para involucrar a los niños y comprometerlos a colaborar en la organización de la familia. También ayuda a los adultos de la casa a organizar el mes y tener una imagen visual de las actividades o plazos importantes del mes. Esta actividad debe empezar durante la última semana de cada mes, y es importante que toda la familia participe en la elaboración del calendario de una forma u otra.




Aquí hay unos pasos a seguir:

1. Planea una reunión familiar. Prepárate con varias hojas de calendario en blanco, bastante grandes. Puedes comprar o imprimir un calendario, pero también puedes pedir a cada miembro de la familia que crea su propio calendario. Necesitas lápices, colores, una regla y un calendario de modelo a seguir. Invita a todos los miembros de la familia a participar, sentados alrededor de la mesa. Reparta a cada uno una copia en blanco del calendario del mes y pide que le ponga su nombre. Proporciona material para colorear, escribir y adornar el calendario.

2. Elabora una lista con todas las actividades, quehaceres y fechas especiales del mes que viene. Por ejemplo, actividades escolares, deberes, salidas y deportes extracurriculares. También incluye los quehaceres diarios como la preparación de la merienda y la cena, dar de comer o pasear el perro, sacar la basura, fregar platos, hacer la cama etc. No olvides de añadir algunas actividades familiares entretenidas cómo por ejemplo ir a la piscina o al cine, hacer un paseo en el campo o ir a practicar escalada etc.

3. Pasa las actividades de la lista a los calendarios. Primero apunta las fechas especiales y los festivos, porque tendrán otro horario. Después las actividades fijas de cada uno de la familia, normalmente relacionados con trabajo, escuela o actividades deportivas.  Después ayuda a tus hijos a negociar algunos cargos, dividiendo las tareas de la casa equitativamente. Por ejemplo, se pueden ir rotando los trabajos de dar de comer al perro y sacar a basura, pero cada quien siempre tendrá que hacer su cama. Cada integrante de la familia debe tener por lo menos una actividad apuntada en cada día del mes. Reparte las actividades acorde a la edad. Más de tres actividades al día son demasiadas para la mayoría de los niños. También debes tener en cuenta aquí los intereses y la situación de cada niño. Si tu hija tiene exámenes al final del mes la puedes asignar menos tareas domésticas esas semanas para darle tiempo a estudiar.



4. Fomenta el diálogo. Entre más participen tus hijos y opinen sobre las actividades que apuntan en su calendario, más se harán dueños de sus tareas. Es importante que visualicen la carga de trabajo para cada día, y que ellos mismos la distribuyan en una forma práctica.
Cuando comparéis vuestros calendarios, los niños se darán cuenta que algunas cosas son iguales, pero que cada persona tiene diferentes responsabilidades por su edad y sus talentos particulares. Esta comparación les ayuda a entender que cada integrante de la familia tiene que colaborar de la mejor manera con lo que tiene.

5. Cuelga los calendarios. Ahora sólo falta decorar los calendarios y colgarlos en lugares visibles dentro de la casa. Las puertas de cada habitación puede ser un buen sitio. Es importante que el calendario sea accesible y visible para su dueño, para que lo pueda consultar regularmente. Acostumbra tachar la fecha todos los días. Si tus hijos se fijan en la fecha todos los días cuando se levantan, se concientizan sobre el paso del tiempo y las cosas que tienen que cumplir.

6. Haz la transición a calendarios más pequeños. Después de practicar con el calendario grande, puedes ayudar a tus hijos a manejar una pequeña agenda donde anotan las actividades de cada día, sobre todo si tus hijos son más grandes. Si tienen móvil, ordenador o iPad tal vez puedan usar un calendario electrónico, para que se vayan acostumbrando a apuntar sus actividades y organizar su tiempo.

Consejos: En vez de hojas en blanco puedes comprar pizarras para crear los calendarios que se puede reutilizar cada mes y usar pegatinas y imanes para decorar. 

La actividad del calendario en familia hemos sacado del curso online de Coaching para padres

SUSCRÍBETE

ACTUALIZACIONES GRATIS