ACTUALIZACIONES GRATIS

lunes, junio 15, 2015

Deficit de atención en adultos y la Ira

TDAH ADULTOS; FRUSTRACIÓN Y ENOJO

SUSCRÍBETE

Déficit de atención en adultos y el manejo de la frustarción e ira

"La paciencia en un momento de enojo evitará cien días de dolor"
Proverbio Tibetano

Metas de este artículo

- conocer las etapas de la ira de acuerdo con el modelo cognitivo conductual

- identificar los signos físicos de la ira

- cómo  enfrentar los insultos y la crítica, como reconocer las diferencias y apreciar la crítica constructiva.

-  cómo desarrollar una expresión asertiva en el contexto de un control de impulsos deficiente

- conocer la diferencia entre la conducta agresiva y la conducta asertiva.

resumen

Este artículo explica cómo, para entender su enojo, las personas con TDAH requieren educarse con respecto a aquél como una emoción normal. Se revisan las razones del enojo para los individuos con TDAH como la necesidad de gratificación inmediata. Se discuten las formas disfuncionales para manejar la ira que son comunes en el TDAH, como tener demasiado control y tener muy poco control.

palabras claves: enojo, frustración, distracción, ABC, asertividad, monólogo interno, relajación.


Introducción

¿QUÉ ES EL ENOJO?

El enojo es una emoción normal que todos experimentamos. El objetivo del tratamiento, entonces, no es “detener” el enojo, sino mejorar su control y su uso de manera adaptativa. Puede ser muy útil para motivar el cambio. El enojo es una emoción saludable que permite que los individuos resuelvan problemas, que impongan control y/o cambien una situación.

Un segundo aspecto del enojo es que tiene una función de alerta. Señala un peligro potencial y protege del daño.

No es raro que el enojo se detone en situaciones en las que otras emociones se activan, como el miedo y la tristeza.

Las situaciones en las que existe una injusticia percibida o real pueden propiciar la ira y representa una respuesta adaptativa hacia la insatisfacción con el entorno.

El manejo de la ira consiste en identificar las formas efectivas para que el individuo muestre su descontento sin causar angustia a sí mismo o a los demás.

Obviamente, existen muchas razones por las que las personas se enojan. Al parecer, muchos individuos con TDAH parecen compartir los siguientes temas:

1. Tomar las cosas personales. Las personas con TDAH pueden tener más probabilidades de interpretar cualquier amenaza o culpa como una afrenta personal, y se enojan como resultado de estos sentimientos. Por ejemplo, si un familiar ha colocado un objeto personal en un lugar equivocado y pregunta si otros familiares lo han
usado, las personas con TDAH pueden suponer que los están acusando de algo
(tomarlo sin permiso, robarlo). Ya que la persona siente que los están culpando
(injustificadamente) por algo, se siente molesta y enojada.

2. Perder el control de una situación. Si alguien con TDAH siente que no tiene éxito, tiende a darse por vencido con facilidad. Para esa persona es mejor rendirse que esforzarse en una tarea, batallar solo con ella y sentirse desesperanzado y estúpido. Su incapacidad para obtener logros puede hacerlo sentir enojo por dentro y darse por vencido puede complicar la frustración.

También puede hacer que otras personas se molesten con ella y la lleve la confrontación. Sentir enojo en esas circunstancias tiene una función secundaria, ya que una excitación emocional alta causa distracción. El individuo se enfoca en sus sentimientos, lo que le permite escapar de o evitar la situación, como una tarea inconclusa.

3. Sentirse amenazados. Las situaciones en las que el individuo encuentra una amenaza o un desafió directos pueden ser difíciles de manejar para todos. Sin embargo, los individuos con TDAH son más propensos a catastrofizar y a reaccionar con exageración a la crítica, incluso si es constructiva, debido a su sentido aprendido de logros insuficientes. Si se encuentran en una situación provocativa cuando alguien los amedrenta o intimida, pueden actuar por impulso y responder agresivamente sin pensar en las consecuencias de su conducta.

4. Conducta aprendida. Tal vez las personas con TDAH hayan desarrollado patrones de respuesta maladaptativos durante años de enfrentarse con la frustración y la ira. Puede ser que no estén especialmente enojados, pero se comportan de un modo que sugiere que sí lo están, porque así aprendieron a comportarse. Esto dará una impresión errónea a otras personas que los perciben como “delicados” y demasiado sensibles.

5. Control de impulsos deficiente. Este síntoma principal puede conducir por sí solo a un aumento en los sentimientos de enojo, por lo que es más probable que un individuo actúe por enojo de forma agresiva o violenta hacia los demás, hacia sí mismos o hacia la propiedad privada.

Así, es menos probable que estas personas se alejen de una confrontación verbal grave y es más probable que respondan con agresión fisica. Esto significa que, tal vez, participen en muchas peleas o destruyan propiedad privada. Algunos pueden lastimarse impulsivamente y consumir sustancias en exceso.

6. Experimentar resentimiento. Los sentimientos de enojo pueden acumularse poco a poco, en especial si la persona siente que los demás la juzgan o la estigmatizan. También puede experimentar resentimiento hacia quienes parecen tener una vida más fácil.

7. Frustración con las dificultades atencionales. Puede ser obvio al evaluar a alguien con TDAH cuando se molesta consigo mismo por no ser capaz de enfocarse o mantener la atención. Estas personas se molestan cuando cometen errores, olvidan instrucciones son lentas para terminar. Los adultos con TDAH tienen un insight de sus dificultades y se observa que, a menudo, dan una respuesta incorrecta y después se corrigen a sí mismos al darse cuenta de su error. Sin embargo, la ira puede complicar los problemas atencionales ya que los individuos pueden distraerse a causa de sus pensamientos de enojo y perder la concentración en la tarea en cuestión.

8.- Pueden ser pasivos-agresivos y dóciles. Posiblemente parezca que enfrenta bien las situaciones estresantes, pero acumula, todo el tiempo, resentimiento e ira. En todo caso, estos individuos pueden explotar de pronto, aunque el detonador parezca ser algo inocente. Los demás comentarán que su respuesta es desproporcionada en relación con el detonador. Pueden tener la reputación de ser impredecibles, un “irresponsable”.

Otra forma en la que la ira suprimida puede liberarse sucede en las circunstancias en las que ésta se ha desarrollado a partir de las experiencias que siguen sin resolverse, es decir, que no son enfrentadas en su momento.

La ira que se ha contenido puede salir a la superficie en situaciones sin una relación aparente y que le recuerdan al individuo una experiencia anterior y los sentimientos relacionados.


De este modo, se trata de ira colocada en un lugar erróneo y puede causar una gran confusión a los demás. Con el de evitar la expresión inapropiada, el individuo necesita desarrollar un concepto de las situaciones difíciles que ha experimentado en su vida, relacionarlas con sus sentimientos, aprender a expresar- se de forma apropiada y a seguir adelante. 

Continuaremos...

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS