ACTUALIZACIONES GRATIS

domingo, octubre 19, 2014

TDAH adulto y la meditación en movimiento

SUSCRÍBETE

El hábito de la actividad física es una de las cosas mejores que puede hacer una persona con TDAH (entre otras cosas, claro está, cómo la organización semanal, meditación, fármacos, terapia, coaching, conexiones positivas, etc.). 

El correr, por ejemplo, puede llegar a ser una forma de meditación en movimiento.
El Zen del correr es un libro que se empezó a escribir en 1969 , pero que se publicó por primera vez en 1974 en pleno boom por salir a correr en USA. En España se editó en 1987. Actualmente está agotado en papel y su autor se llama Fred Rohé.


EL ZEN DEL CORRER de Fred Rohe, 1974 (1ª Parte)

"Esta experiencia es una forma de meditación
recientemente descubierta o un camino más para ti,
para que te descubras.
Te sugiero
gozosa,
exuberantemente,
que te lances a una corta carrera
(corta podría ser 10 metros o 10 manzanas,
esto es ya
un asunto personal y privado).


Haz tu carrera en el aire más puro que puedas encontrar,
tan desnudo como puedas estar, para, de esta forma,
ser bañado por el aire y el sol.


Si hay una playa o un parque sin demasiado
hielo roto, en invierno, corre con los pies desnudos. Esto te producirá un masaje que estimulara todas las terminaciones nerviosas reflejas en las plantas de tus pies, que, a su vez,
van a estimular todos los órganos de tu cuerpo.
Al estar descalzo puedes "tomar tierra", y este contacto directo con la Gran Madre significa
que un equilibrio eléctrico se establece entre tú y el planeta.


En esta danza de goce
que es tu correr
inspira lentamente
a través de la nariz
y espira de forma suave y cortante
a través de tu boca.

Podría haber cuatro peldaños
en la inspiración,
la espiración se situaría
entonces en el quinto peldaño,
la forma de correr ha de generar
un RITMO
que quizá no sea precisamente 4/1, sino 2/1 o 5/3,
TU ritmo.

(Por otra parte
puedes experimentar que espirar a través de la nariz es mejor
para ti que hacerlo por la boca. Si es así, no lo dudes,
hazlo a tu manera;
nadie, salvo tu mismo, debe decirte que hacer).


Al principio jadearas
inspirando y espirando en cada peldaño,
entonces ¿que?,
se un poco mas danzarín corriendo,
corre gozosamente,
saboreando este presente que nos ha sido concedido
y poco a poco,
a medida que dilates tu carrera,
tu respiración se dilatara también.

No te excedas,
contente.
No estás corriendo porque
tengas prisa en llegar a algún sitio.


Serás capaz de correr sin cansancio
si sigues esta regla:
Corre en el interior de tu aliento,
no corras nunca delante de el
(tienes que correr
para saber lo que esto significa).

Cada vez que corres,
creas la calidad
de tu propia experiencia.

Los corredores hablan a menudo de dolor
y, por supuesto, si tu quieres conseguir
todo aquello que deseas
tendrás que empujarte a ti mismo
mas allá de tus limites
cada vez que corras.

Si tu elección está entre
correr para castigarte
o para experimentar contigo mismo,
y has escogido, conmigo, lo ultimo,
entonces, cada una de tus carreras puede ser dichosa.
Las palabras clave son
¡tómatelo con calma!
créate como un corredor,
gradual, paciente, relajadamente.


Puedes ser embaucado
por tu imaginación
si te imaginas a ti mismo
atosigando tu mundo
con tu progreso y tus poderes.
Conocemos este mecanismo como Ego,
conocemos este estado como Ambición.

Ser Grandes Corredores
no es nuestra meta,
sino el autocontrol.
Sin él, las fuerzas del ego nos conducen a la ambición
y el precio de esta ambición
es el dolor.

No seamos egoístas,
Tomémoslo con calma.

Tu auto creación
como corredor
será hermosa
a medida que progreses
corriendo menos.

La llave para acceder al método del
"progreso por disminución"
es siempre
hacer menos de lo que crees poder.

Si piensas que puedes galopar sin límite,
intenta, simplemente, dar un paseo.

Si crees poder correr alrededor de la manzana,
corre simplemente hasta la esquina.

Tienes el resto de tu vida
para progresar en correr largas distancias,
¿por qué excederte y hacerte daño?
¿por qué no galopar libre y fácilmente
haciéndolo como si fuera una danza?
Cuando comiences a hacerlo
comprobaras que correr
es ya de por sí mismo duro
sin necesidad de que te crees
una dureza adicional para ti mismo.

Prácticamente hablando
podrías preguntar,
¿cuan lejos debo correr?
y yo contestaría
diciéndote
que solo tú tienes tu respuesta.
Has de ver
que la cuestión de la distancia
es algo relativo e individual,
¿que edad tienes?
¿como son de largas tu piernas?
¿cuanto pesas?

¿dentro de que imaginaria distancia te sientes cómodo?"


SUSCRÍBETE

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS