ACTUALIZACIONES GRATIS

viernes, abril 04, 2014

Relación entre ejercicio físico y TDAH

Muchos trabajos confirman los aspectos beneficiosos de la práctica deportiva sobre la salud biológica. Siguiendo la bibliografía existente, se puede hacer una relación entre el ejercicio físico y una mejora de la atención tanto mantenida como selectiva. La mejora no solo resulta en adultos, si no también niños, lo cual es muy importante en el desarrollo de sus capacidades cognitivas e intelectuales, también es muy beneficioso ya que durante la infancia y la adolescencia, están en un periodo académico y es en esa época donde aprenden gran parte de los conocimientos que van a utilizar en el futuro.
www.atencion.org

El efecto del ejercicio físico sobre la cognición se ha estudiado con diferentes intensidades, duración y tipos de ejercicio. La duración que se ha visto más recomendable para el aumento de la atención, es una sesión de 50 minutos, en sesiones menores el ejercicio físico no tenía efectos notables y en sesiones con una duración mayor los efectos eran incluso inversos a los buscados.

Con una intensidad del 60-75% de la frecuencia máxima cardiaca, el ejercicio físico moderado tiene el potencial de mejorar el rendimiento cognitivo, sin embargo, el ejercicio con una intensidad mayor podría disminuir el rendimiento.

La relación entre el nivel de activación del sistema nervioso central y la intensidad del ejercicio tiene una relación de U invertida. La intensidad óptima de ejercicio físico para las funciones cognitivas parece estar cerca del umbral anaeróbico.

Los ejercicios aeróbicos como la carrera y los juegos de equipo deportivos se han visto como los más recomendables. Siempre que se encuentren en un rango de intensidad moderada.

La evidencia sobre cómo afecta el ejercicio en la atención de los niños con Trastorno por déficit de atención e Hiperactividad (TDAH) es escasa, y los pocos estudios que han tratado de obtener conocimientos hasta la fecha carecen de diagnósticos precisos y pruebas psicológicas apropiadas. Aunque unos pocos artículos muestran que la relación del ejercicio físico y el aumento de la atención en niños con TDAH es positiva.

El TDAH es el trastorno con mayor incidencia en la infancia, el 5,3% de los niños y adolescentes del mundo lo padecen. El TDAH se mantiene en la adultez pero se suele camuflar mejor al aprender las normas sociales y adaptarse a ellas aun así el 4,4% de la población mundial adulta se estima que presenta el síndrome. 

Las personas con este trastorno suelen ser más impulsivas que el resto, por lo que les resulta más difícil quedarse quietos, callados, estos rasgos en un niño en el colegio se asocia a un alborotador por lo que se les reprime y les castiga, en vez de intentar adaptar las clases al niño para hacerlas más llevaderas, se trata de cambiar al niño por medio de medicación y castigos.

Los casos de TDAH están relacionados con una disfunción catecolaminérgica en la corteza prefrontal y áreas del cuerpo estriado, como se muestra por la imagen y los estudios neurobiológicos. La medicación más usada para el tratamiento del TDAH es el metilfenidato, un estimulador de las catecolaminas con la duración de la acción de entre 1 a 4 h, y una vida media corta (2-3 h), lo que mejora el comportamiento en el 80-85% de la población TDAH. Sin embargo el metilfenidato también tiene sus riesgos alrededor del 20% experimentan efectos secundarios, incluyendo la presión arterial alta, problemas de sueño o trastornos del estado de ánimo.

Los objetivos de este estudio son, en primer lugar, observar los efectos en la atención mantenida y selectiva en niños con TDAH que toman el medicamento y en niños con TDAH que no lo toman y comprobar si aumenta la atención, la hipótesis se basa en la experiencia de anteriores investigadores y sus artículos. El segundo objetivo de la investigación es relacionar los datos obtenidos entre los niños con medicación y la que no lo toman para comprobar si se puede eliminar la medicación sustituyéndola por ejercicio físico o todo caso reducirla teniendo como terapia complementaria sesiones de ejercicio.

"Es importante describir los efectos del ejercicio físico a largo plazo en niños con TDAH ya que el metilfenidato acarrea un gran coste económico a la familia y al estado, además de que no ofrece una solución a largo plazo, comprometiendo la salud de los que lo ingieren, sin embargo la práctica de algún deporte podría solucionar o disminuir los problemas causados por este trastorno."


 José María Oses Paredes.

fuente
http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/relacion-entre-ejercicio-fisico-y-tdah.html

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS