ACTUALIZACIONES GRATIS

domingo, abril 20, 2014

LIBRO: TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCION/HIPERACTIVIDAD (TDAH) Y DEPENDENCIA AL ALCOHOL Y DROGAS: CURSO, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTOS




Algunos autores postulan que un TDAH predispone significativamente al desarrollo de abuso de sustancias, y acompañado por trastornos de conducta se incrementa el riesgo. Se ha encontrado que TDAH solo o comórbido influye en el trastorno de abuso de sustancias de varios modos; inicio de abuso en edad más temprana , frecuencia más alta, duración más larga de abuso de sustancias y mayor probabilidad de transición de abuso de alcohol a abuso de otras sustancias. Existe disparidad entre los resultados de diferentes estudios del tema, dependiendo del método y definiciones utilizadas. 

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos neuro-psiquiátricos más comunes en niños y adolescentes, con una prevalencia de aproximadamente el cinco por ciento . Hasta hace algunos años se creía que esta era una patología únicamente infanto-juvenil. Hoy se sabe que no es así. Existen evidencias de la persistencia del TDAH en la vida adulta en un gran número de pacientes. De hecho, estudios longitudinales muestran que entre un 40% hasta un 79% de esos pacientes continúan manifestando síntomas como adultos, por lo que se obtiene un prevalencia estimada de 3 a 6% en la población general aunque la cifra real está lejos de conocerse.

En los últimos años se ha acumulado información sobre la importante asociación entre adicciones y TDAH. En un estudio alemán Davids E, Gastpar M. (2003), encontraban que hasta un 50 por ciento de los pacientes con TDAH como adultos habían desarrollado un trastorno por abuso de substancias. También se hace referencia que ambos trastornos comparten síntomas clínicos y marcadores biológicos relevantes y para ambos trastornos se han postulado alteraciones en los mismos sistemas cerebrales .

Algunos autores postulan que un TDAH predispone significativamente al desarrollo de abuso de sustancias, y acompañado por trastornos de conducta se incrementa el riesgo . Se ha encontrado que TDAH solo o comórbido influye en el trastorno de abuso de sustancias de varios modos; inicio de abuso en edad más temprana , frecuencia más alta, duración más larga de abuso de sustancias  y mayor probabilidad de transición de abuso de alcohol a abuso de otras sustancias . Existe disparidad entre los resultados de diferentes estudios del tema, dependiendo del método ocupado, definiciones etc.

El diagnóstico de adultos con TDAH es complejo y entre otras cosas requiere la evaluación retrospectiva de los síntomas en la niñez.  Se puede diagnosticar TDAH en la infancia, antes que se desarrolle una posible dependencia de alcohol o drogas, un tratamiento efectivo de este trastorno en la infancia puede reducir la posibilidad al desarrollo de trastorno por abuso de sustancias.


Además, identificar signos de un TDAH infantil que pueda persistir en un adulto toxicómano permite racionalizar el diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Pese a su alta frecuencia, el TDAH es comúnmente subdiagnosticado o confundido con otras patologías psiquiátricas, lo cual retarda el tratamiento adecuado, deteriorando el mundo familiar, social, y laboral del paciente. Por lo mismo, ante la presencia de TDAH en la infancia debe ser norma averiguar por la persistencia de síntomas que hagan sospechar su persistencia en la edad adulta.

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS