ACTUALIZACIONES GRATIS

miércoles, mayo 09, 2012


El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Es el diagnóstico psiquiátrico más común de la infancia, con una prevalencia estimada de 3 a 7%, afectando con más frecuencia a hombres que a mujeres.
En los últimos años ha surgido una nueva  hipótesis para explicar este problema: la nutricional. Según esta tesis, la TDAH puede relacionarse con algunas deficiencias nutricionales, explica Erwin Núñez, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello. Dentro de las deficiencias nutricionales, la falta de hierro ha sido sugerida como una posible causa.
“Algunos investigadores han encontrado una disminución progresiva y significativa en la escala de puntuación de síntomas después de 12 semanas con suplementos de hierro, lo que se traduciría en una mejora en los síntomas en los niños con bajos depósitos de este mineral”, detalla el nutricionista.
Aporte del Zinc y Omega
Otras investigaciones del tratamiento del TDAH, muestran que el zinc como adición a los fármacos indicados por los médicos, tiene efectos beneficiosos en los síntomas de estos niños. Probablemente el zinc potencie los efectos favorables del medicamento usado para el tratamiento.
Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega 3, en tanto, son uno de los componentes principales de la materia del cerebro. Cerca del 60% del peso del cerebro es grasa. “Algunos investigadores han encontrado que los niños que tienen hiperactividad tienen niveles más bajos de ácidos grasos esenciales (Araquidónico, EPA y DHA) que los niños sin este trastorno”, explica Núñez.
En los niños, el consumo de omega 3, ya sea como parte de una dieta con este nutriente (en especial el consumo de pescados grasos) o como suplemento se traduciría en que los niños logren mayor concentración, destaca el experto.
Para reducir síntomas
También existen dietas de eliminación, que intentarían reducir los síntomas asociados con el TDAH a través de la restricción del azúcar, aditivos alimentarios y los colorantes. Los estudios con eliminación de determinados alimentos no han mostrado evidencia clara y consistente en relación a sus beneficios sobre los síntomas al seguir estas restricciones alimentarias.
“Hasta ahora el conocimiento entre la asociación de nutrientes y TDAH no es concluyente y requiere mayor investigación para determinar si la suplementación o restricción de algún nutriente lograría una mejoría significativa en la sintomatología de estos pacientes”, concluye el académico.

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS