ACTUALIZACIONES GRATIS

sábado, noviembre 12, 2011

La verdad es que muchas veces nos enfrentamos a cosas difíciles, pero lo que determina lo que haremos no son realmente esas circunstancias externas, sino las decisiones que tomemos al respecto.

Y estas decisiones van a depender de la actitud que tengamos.

Así que decidí deshacerme de la actitud de víctima y tomar una posición más proactiva: "si la situación se me ha complicado, buscaré la forma de simplificar mi día a día".


Y eso es lo que hice ;)

Básicamente, pensé en cuál será la forma más sencilla de hacer todas las cosasrealmente importantes que debo hacer cada día.

Primero que nada, enumeré cuáles eran esas cosas:
  • Comer alimentos que me ayuden a adelgazar saludablemente (aunque no tenga cocina y sin tener que comer en la calle)
  • Ser más productiva en el trabajo (mejorar la concentración y el rendimiento)
  • Tomar suficiente agua durante el día (en mi caso es mas de dos litros)
  • Dormir al menos 8 horas diarias (indispensable para estar sana y adelgazar)
  • Hacer ejercicio (necesario para lograr mi meta de Modelo Fitness)
  • Hacer mis actividades de distracción/formación (importante para el alma y para la mente)
Luego, busqué cuál es la forma MÁS sencilla de cumplir cada una de esas cosas.

Por ejemplo, para la comida tenía que encontrar una solución que me permitiera preparar algo en casa para llevarme al trabajo, que fuera sencillo de preparar (no necesitase cocinar), fácil de llevar, y que se pudiera comer frío. ¿La solución? Un sandwich ¿Una ensalada! (en el próximo post contaré cómo la preparo... ¿hay mil maneras, y son todas ricas!)

Además, me he dejado de querer innovar y comer cada día algo diferente, y he optado por comer todos los días más o menos lo mismo, tanto en el desayuno, como en las meriendas y en la cena.

De esa forma planifico mis comidas una sola vez una vez a la semana (asegurándome de que estén balanceadas y sean saludables, hechas con los ingredientes adecuados), y no tengo que preocuparme más por eso el resto de la semana (además, esto me ayuda aeconomizar en las compras).

Luego, las otras cosas entran bien con algunos trucos de productividad y con una planificación diaria hora por hora (más de esto más adelante).

Optimizar el uso del tiempo


Hay varias cosillas que me hacían perder un tiempo enorme durante el día.

Esta última semana estuve intentando hacer las cosas de forma diferente, y me di cuenta que puedo ser mucho más productiva con sólo algunos pequeños cambios en mi planificación diaria.

Lo primero es tener una planificación diaria (......)

Esto ayuda muchísimo a sincerarse con la forma en que gastamos el día, y empezar a utilizar bien el tiempo (en lugar de desperdiciarlo en cosas inútiles que no nos dejan ninguna ganancia ni en cuanto a crecimiento personal, ni profesional, ni de ningún tipo).

Luego, se trata de seguir ciertas reglas bastante sencillas pero con beneficios enormes:
  • Hacer las cosas más difíciles a primera hora de la mañana que es cuando los niveles de energía están al máximo (esto requiere, por supuesto, tener una lista de cosas que se deben hacer cada día).
  • Nunca nunca nunca revisar el correo electrónico en la mañana, hacerlo sólo cuando ya haya completado las tareas más importantes del día.
  • Multitasking: hacer varias cosas al mismo tiempo (las mejores somos mejores en esto que los hombres - científicamente comprobado). En mi caso, implica cosas como preparar la comida y meriendas del día siguiente en la noche, al tiempo que hago la cena, y leer o hacer algo útil en el camino al trabajo, por ejemplo.

Usar la ayuda disponible


Está claro que esto requiere un nivel de planificación alto. No es difícil de lograr y lleva apenas algunos minutos cada día (la planificación diaria), o máximo media hora el fin de semana (la planificación de las comidas de la semana).

Para ayudarme uso dos herramientas: 
  • Simpleology es un programa espectacular que ayuda a optimizar la planificación del día. En su versión simple (gratis), funciona como una "lista de cosas por hacer" pero inteligente. En su versión avanzada (diferentes precios mensuales), enseña a volverse más productivo y a organizarse para lograr las metas que uno se propone. Lo recomiendo con los ojos cerrados (uso la versión intermedia), para mí ha sido todo un descubrimiento haberme registrado en este sistema, me parece que es maravilloso (aunque es en inglés).
  • Mi celular, que he sincronizado con la Agenda de Google (que a su vez está sincronizada con mi cuenta de Simpleology), y en el que escribo todas las ideas de pequeñas cosas pendientes que tengo por hacer (las cuales envío a mi cuenta de Simpleology para manejarlas luego). Así tengo mi mente despejada y puedo concentrarme en hacer las cosas importantes cada día, luego que he hecho la planificación correspondiente a ese día. Cada vez que se me ocurre algo lo envío a mi lista de cosas pendientes, y en la planificación del día siguiente me encargo de resolver cuándo las haré. Además, en el celular tengo acceso al Facebook, al Twitter y al correo electrónico, que puedo revisar cuando estoy en el metro, en el bus o esperando en algún lugar (en lugar de hacerlo durante mis horas de trabajo).

Un día en mi vida


Para que vean cómo es de sencillo hacer que un sistema así funcione, les pongo a continuación mi planificación horario de un día de semana:
  • 6:30 am: Levantarme, tomar medio litro de agua.
  • 6:35 am: Realizar algún tipo de ejercicio. Tomar proteína lactosérica.
  • 6:50 am: Bañarme y vestirme.
  • 7:20 am: Preparar el desayuno. Empacar las meriendas.
  • 7:40 am: Desayunar.
  • 8:00 am: Salir al trabajo.
  • 8:40 am: Trabajo.
  • 10:50 am: Merienda
  • 11:05 am: Trabajo.
  • 12:20 pm: Almuerzo.
  • 1:00 pm: Trabajo.
  • 4:00 pm: Merienda.
  • 4:20 pm: Trabajo.
  • 5:30 pm: Salir del trabajo.
  • 6:10 pm: Revisar correo electrónico.
  • 7:10 pm: Gimnasio/Curso de Idiomas/etc.
  • 8:30 pm: Cena.
  • 10:00 pm: Acostarme.
No todos los días lo cumplo al pie de la letra, pero algo sí es cierto:

El haber puesto una planificación así en papel me mantiene mucho más enfocada en las actividades que debo cumplir en el día y en el tiempo que debo tardarme en cada una de ellas. De esa forma, el día me rinde muchísimo más y pierdo menos tiempo en cosas inútiles o poco productivas.

A continuación...


En el próximo post contaré un poco más sobre mi alimentación: cómo la he modificado para que se ajuste a este nuevo estilo "minimalista" pero siendo tan nutritiva y adelgazante como siempre.

Además, hablaré de un detalle importantísimo que apenas mencioné en este post: la actitud. Hay un pequeño hábito sencillísimo de adoptar pero que produce maravillas en cuanto a la actitud ante las cosas...

Mientras tanto hablemos en los comentarios: ¿Qué usas tú como estrategia para que el día te rinda más? ¿para asegurarte de lograr lo que te propones? ¿para aumentar la productividad en el trabajo?
fuente
http://minuevadieta.blogspot.com/2011/11/planifica-tu-dia-planifica-tu-vida.html

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS