ACTUALIZACIONES GRATIS

sábado, diciembre 22, 2007


TDAH y roles

Algunas personas con síntomas de TDAH funcionan mejor cuando tienen “alta la dopamina”, las cosas suceden rápido y están haciendo más de una cosa a la vez. En las circunstancias opuestas, su mente no logra unir los pedazos de información y no entienden nada, como si vieran una película a cámara lenta.

SuperH

Allí se tenía SuperH, de pie frente a una mesa, contando montones de dinero con febril eficiencia.

En el piso de arriba su vecino colocaba tablones nuevos en el suelo. Al otro lado de la estancia estaba su hija estudiando para el examen frente a su escritorio. Muy despacio comenzó a caerle un hilillo de aserrín y unos brevísimos instantes después reparaba que su hija no estudiaba. Cuando mira al techo, ya no cae aserrín, y cuando mira a su hija, ella mira hacia otro lado, y luego pierde la cuenta. La acción empezó a saltar entre seguir contando el dinero, esquivar el aserrín y el impulso con encontrarse con la mirada de su mal estudiante hija. Cada vez que perdía el hilo de la cuenta, empezaba a contar de nuevo y el doble de rápido.

De vez en cuando, se manoseaba la nariz, marcando carácter y ritmo a la escena, en una mezcla bien compuesta de objetos, cuerpos y mentalidades.

Se las arreglaba para mantener la compostura.

Cuando se tocó la nariz por tercera vez, ya se reía de si mismo.

Luego de una breve pero incisiva manipulación de su nariz, sopesa la situación y se dispone a tomar cartas sobre el asunto.

Corre de un lado para otro.

Lo vemos autosuficiente, pidiendo un préstamo en el Banco.

Lo aguantamos trágico, haciéndose la víctima con su mujer.

Lo gozamos desquiciado, bebiendo con sus amigos.

Lo despreciamos humillándose, en el despacho de su jefe.

Lo admiramos riéndose y pavoneándose, con sus colegas de trabajo.

Por la noche lo celebramos en una fiesta hogareña, mientras conversa seriamente con su hija y para complicar aún más la intriga que se avecina, acaba de ver a la increíblemente bella esposa de su vecino, el del piso de arriba, entrando al salón.

SuperH se encuentra, junto a su hija detrás de una cortina, está echada a la mitad, lo que le permite conversar con su hija, y disimuladamente flirtear con la vecina.

Cuando ve pasar al vecino junto a él, le pone el pie, y este tropieza con la mesa, vertiéndole a su hija una bandeja. Momento que SuperH aprovecha para meterse en el bolso de su hija, y cogerle dinero de la mesada.

SuperH nunca se conforma con un solo objetivo, en cuanto se establece una situación, hay que añadir otra y luego una tercera, y posiblemente hasta una cuarta en una vertiginosa sintaxis de la mirada, y un intuitivo conocimiento de la gramática de la cinética. Los roles se despliegan como composiciones musicales formando una confluencia de voces contrastantes, y cuanto más voces interactúan en el conjunto, más precario e inestable resulta el mundo.

Los procesos cognoscitivos tienen la expresión en español de "dar vueltas a una cosa" para conocerla. ¿En qué consiste eso de dar vueltas? Pues es comparar esa cosa en diferentes escenarios.

Consecuente disgregación final:

Sí, al parecer uno de los movimientos del conocimiento es el de la rotación y, tiene mucha importancia en la estructura de esta historia, porque también crea un círculo abierto. ¿No habrá más de un TDA sin H, que en el fondo es un tdaH, con una depresión crónica? En especular no hay engaño.

No hay comentarios:

ACTUALIZACIONES GRATIS